Tanatografía

5 junio, 2012

Crisis

Publicado en Reflexión

En el diccionario on_line de la Real Academia Española podemos leer: [Actualizado.]

crisis. (Del lat. crisis, y este del gr. κρίσις).

1. f. Cambio brusco en el curso de una enfermedad, ya sea para mejorarse, ya para agravarse el paciente.

2. f. Mutación importante en el desarrollo de otros procesos, ya de orden físico, ya históricos o espirituales.

3. f. Situación de un asunto o proceso cuando está en duda la continuación, modificación o cese.

4. f. Momento decisivo de un negocio grave y de consecuencias importantes.

5. f. Juicio que se hace de algo después de haberlo examinado cuidadosamente.

6. f. Escasez, carestía.

7. f. Situación dificultosa o complicada.

~ ministerial. 1. f. Situación en que se encuentra un ministerio desde el momento en que uno o varios de sus individuos han presentado la dimisión de sus cargos, hasta aquel en que se nombran las personas que han de sustituirlos.

 

Y en el etimológico de la Universidad de Salamanca: [También actualizado.]

crisis Lexema: cri(sis) gr. kri- κρίσις  ‘juicio’, ‘decisión’, ‘crisis’ (sign. 1 ‘separar’) Leng. base: gr. Antigua.

En gr. krísis κρίσις es ‘juicio’, ‘decisión’, pero desde Hipócrates, s. V a.C., tiene también el significado aquí recogido, valor con el que pasó a lat. crisis en s. V d.C. (existe un uso esporádico de Séneca en s. I d.C. en el sentido de ‘juicio’), después a lat. mediev.; docum. en esp. en contexto médico en 1254, 1ª lengua moderna en que se documenta.

f. (Patol. general) Mutación considerable que acaece en una enfermedad, ya sea para mejorarse, ya para agravarse el enfermo.

 

De lo anterior podemos deducir que, en principio, una crisis es una decisión que hay que tomar frente a una dificultad, un proceso laborioso para saber cómo enfrentar una situación compleja. Después, su significado se aplica a la medicina para identificar el cambio brusco de una enfermedad, ya sea como mejora o recaída. Y finalmente, su empleo en el terreno económico define una situación de escasez y carestía simultáneas, un momento decisivo de importantes consecuencias para un negocio grave, cuando está en duda la continuación, modificación o cese de un asunto. En la actualidad, el término se usa en forma abstracta para entender todo proceso de transformación profunda en cualquier ámbito y en concreto, para referirse al gobierno en ausencia de sus administradores.

Este sencillo ejercicio nos ofrece una clara perspectiva para comprender las implicaciones de esta crisis global en la que parecemos encontrarnos. La complejidad propia del panorama contemporáneo siempre es la dificultad misma que estamos forzados a enfrentar; una convulsión que debe ser asimilada de forma meditada, mediante un ajuste o programa sistemático consciente. Y claro, la dificultad se convierte en un problema cuando confundimos la naturaleza siempre inestable de la vida con la enfermedad y olvidamos distinguir entre la impureza de quien la padece y su remedio [pharmakós/phármakon]. Este último caso es especialmente propenso a las situaciones de escasez y carestía antes citadas, cuando el negocio atraviesa un momento decisivo con importantes consecuencias y está en duda su continuación. En definitiva, un periodo de confusión epistemológica que evidencia la caducidad de un paradigma sometido a una profunda revisión.

Relacionado con este tema...