Tanatografía

4 marzo, 2017

Diálogo místico

Publicado en Arte, Autoayuda, Educación, Ma(k)ia, Reflexión

[Redes sociales (conversación).]

Yo creo que estamos en el mismo rollo, cada uno desde una perspectiva. La mía es muy radical, producto de todo este tiempo investigando, simbología sobre todo. Ya te muestro lo que hago. Arte privado o secreto. Para nadie… No he vendido nada en mi vida. Siempre anónimo. Afortunadamente, yo me di cuenta antes de ni siquiera intentarlo. El arte está vivo, pero es una flor rara en este ecosistema.

No hay que sacar las uñas cada vez que se menciona la palabra. Simplemente es hacer las cosas con amor y estética. Es saber que las acciones tienen sus consecuencias. Si me acerco al fuego me quemo, si me meto en el agua me mojo. Nada más. El problema es que el término se ha contagiado de nociones extrañas, para que la gente tenga miedo. Simple superstición. La magia no es distinta de la ciencia. Una realización según ciertos criterios que tiene unos resultados. Lo demás es para asustar a la gente.

Pero la magia de esos grandes brujos que dices no es otra cosa que el control de la información. Pero nadie conoce las reglas y por eso le llaman magia. Si no le llamarían, qué sé yo, botánica, arte, tecnología… No hay buenos ni malos. Cada uno dice y hace lo que piensa, con sus consecuencias. Todo vale para algo. Solo hay que conectar causas y efectos. Y en eso consiste el engaño, en la superstición. Ya lo hacen, queramos o no. Y no dejarse engañar. Entender que de todo se puede sacar algo negativo o positivo y depende de lo que haga cada cual. Nada es malo o bueno en sí. Yo solo te hablaba de ir al campo a coger flores para hacer esencias. Ya está. Pero le puedes llamar magia. Es lo mismo. Depende de cómo te lo tomes.

Hay que sustituir los sacrificios por los banquetes sagrados o comuniones, donde no hace falta que nadie pague por los pecados ni sufrir. Magia blanca si lo prefieres. Pero oculto no significa malo, simplemente que no está a simple vista o que es invisible, como los átomos por ejemplo. ¡No puedo contigo! «Un banquete de almas.» Mucho miedo te han metido en el cuerpo. De eso nada. No hay nadie más escéptico que yo. Lo mío es producto de la reflexión, la lógica y la ciencia. Yo no creo en nada. NADA. Por eso el engaño consiste en hacer creer mentiras a quien no sabe.

Hay dos modelos de cohesión social: la comunión y el sacrificio. Es que no puedo contigo… Con esa actitud solo trabajas el miedo. Yo también desconfío a veces, pero no puedo permitir que la precaución se convierta en paranoia. Claro, por eso me he dedicado a investigar POR MI CUENTA, para no tener que creer nada de nadie, para comprobarlo todo por mí mismo. Pero cuando haces eso y empiezas a relacionar unas mentiras con otras te das cuenta de la verdad que se esconde. No sé nada. Pienso.

Eso es. Pero los que empezamos nos podemos fijar en quienes ya lo hicieron antes que nosotros. Hay referencias previas. Aceptarlo todo y tomarlo en su circunstancia concreta. Hay millones de personas que llevan desde los comienzos de la humanidad ayudándose entre sí para comprender y ayudar a los demás. Sí, también hay cosas feas, pero te pierdes lo bueno si nada más te quedas con eso. Vibrando en negativo, como tú dices. Hablo de la ayuda que proporcionan inconscientemente todas las personas que hicieron el esfuerzo de comprender, a lo largo de la Historia, sintetizadas en memoria colectiva o resonancia mórfica.

Pero no puedes asociar siempre magia y engaño. Hay de todo en la viña de la diosa, solo hay que saber lo que uno mismo decide, ser consecuente. Todo es un proceso y la finalidad es el propio trayecto. Y cada uno tiene que descubrir cuál es el suyo. No hay fin ni meta. La vida no termina nunca, aunque los humanos sí tenemos fecha de caducidad. Todos llevamos el infinito dentro, todos somos dioses (y demonios) en potencia. Por eso hay que vibrar en positivo, como tú dices, no atraer las malas vibraciones. Problema suyo, ellos verán. Yo me dedico a todo lo contrario. Si te dejas. Yo siempre hago caso a la intuición, nunca falla. Yo no soy valiente. Seguro. Pero hay que saber reconocerla y no confundirla con los deseos personales. Ese es el fallo.

Yo pienso que el tiempo ni se gana ni se pierde, eso es ideología capitalista. El tiempo pasa. Todo tiene sentido. Nunca el tiempo es perdido. Al contrario. Yo me pasaría las horas… Se pierde uno mismo con tonterías, creyendo que hace algo importante. Todos estamos en este juego. Como con la sociedad y el sistema, nadie puede estar fuera, aunque viva incomunicado y aislado del resto. Todo está siempre ahí, solo hay que saber mirar. Pero nos educan para ser ciegos. O peor, nos hacen creer que vemos pero en realidad nos han puesto un filtro y como no lo percibimos, no sabemos diferenciarlo de la realidad.

Claro, todo en esta vida es aprender y toda la vida es un proceso que no termina hasta que morimos. Entonces todo tiene sentido. Y así debe ser. Y no se pueden hacer trampas… (Qué bueno, las coincidencias.) Pero eso es la humanidad, aprender por las malas. Nadie es perfecto ni nace sabiendo. No, NO hay un por las buenas. No existe, no es posible. Eso sería la perfección. «O todos a la vez, o todos o ninguno.» No hay por las buenas, ése es el engaño. Que no hay nadie mejor que nadie. En cualquier caso, en esta vida siempre se gana, solo por participar. La humanidad es un solo organismo. Pero cada uno tiene un papel distinto. El virus somos nosotros y estamos para transformar y regenerar a Gaia. Ni se pierde. No hay competición. Eso es ideología darwinista.[1]

Qué va, eso nos quieren hacer pensar. Esa es la excusa para que el exterminio sea aceptable. No hay, pero nos quieren hacer creer que sí. Ese es SIEMPRE el engaño. Hacernos creer como realidad algo que no es. Pero eso no significa que todo sea así. Dime. Escucho. Y nosotros también. Eso es el equilibrio del Yin Yang. No todos tenemos que hacer lo mismo. Cada cual tiene su camino. Y no ha hecho más que empezar. Todo es un proceso, recuerda. No hay un punto de llegada. Infinito. Esa es mi experiencia. Que siempre queda mucho camino por recorrer. Claro, tú estás en un momento determinado, pero eso no significa que siempre sea así.

Cada fase es una nueva realidad. Y cada nueva realidad integra a la anterior sin contradecirla, enriqueciéndola. El resultado es mayor que la suma. Hasta lo malo. Sobre todo. Pero al final acabamos todos igual. Qué más da. Lo importante es cómo se vivió. Si sirvió para algo. Prefiero una vida de pecado que sirva a los demás, que el equilibrio solo para uno. Prefiero equivocarme. Sí sirve. Nada es en balde. No confundir lo aparente con lo esencial. Los brujos, como tú los llamas, han hecho mucho menos daño que la pasividad generalizada de la masa. Los brujos son personas que intentando ayudar hacen daño. Por ignorancia. Los brujos no, la masa. La masa es quien comete las atrocidades. Pero no tienen ni idea. La maldad es ignorancia. Todos hacemos trampa.

¿Quién, la masa? No se salva ni Dior. No hay salvación. La vida es un valle de lágrimas y la única redención depende de los actos. No hay información buena ni mala. Todo es relativo al contexto. Mi nombre es ctrl.TXZ. Todo está manipulado por TODOS. No hay información pura. Por eso todo está bien, porque la dificultad es la condición de la vida y no un plan de los brujos. Y en eso se basa su dominio, en hacernos creer que tienen ese poder, pero es mentira. El poder es hacernos creer lo que no es verdad. Por eso hay que aprender de los errores y no creer en nada. Porque no somos perfectos.

La energía no es buena ni mala, se transforma. Todo está en movimiento, cambiando continuamente. Por eso la revolución es otro engaño. Todo es TODO. Energía es una palabra. Una parte solo. La magia es la ciencia del todo, porque se basa en la relación entre las cosas y eso es ARTE. Todos hacemos trampa. Porque somos imperfectos, porque aprendemos de los errores. La santidad se consigue aceptando los errores cometidos, no porque no se ha cometido ningún error. Y no hay fin. Todos queremos los resultados sin esfuerzo. Todos. Por eso no hay un camino correcto. Todos valen. Y por eso el camino de la vida es un círculo perfecto, eterno retorno, karma.

Todo está oculto hasta que lo descubrimos. El tesoro está para quien lo busca. Por eso todo conocimiento se basa en reconocer la ignorancia propia. Aunque no lo sepa de forma consciente. «Solo sé que no sé nada.» Claro, todo camino está hecho de cruces. Es más, solo hay caminos que se cruzan y la línea la formamos nosotros al recorrerlos solo en parte. Solo es una parte.

Será por palique. Yo me puedo pasar el día entero, me dedico a eso. No puede quedar aquí, hay que hacer algo con todo esto. Por eso no te preocupes.

 


[1] Máximo Sandín.

Relacionado con este tema...