Tanatografía

2 diciembre, 2014

Diálogo nacional-católico

Publicado en Ma(k)ia, Reflexión

[Redes sociales (conversación).]

Compartimos escudería, pues. Eres un visionario. Sincronizas con los acontecimientos mundiales, a mí me pasa lo mismo. Yo no creo en nada, ni sé nada, ni soy nadie. Yo simpatizo con la sensibilidad taoísta. ¿Yo? 38. No suelo leer novelas, pero devoro todo tipo de ensayo. Me interesa satisfacer mi curiosidad. Cambiar la forma de pensar. Aprender de los propios errores. Me fascina especialmente cómo todo libro encierra una versión distinta de lo mismo, cada uno desde su perspectiva, con sus palabras. Sobre todo la Historia no oficial. “Quien controla el pasado…”[1]

Yo he vivido lo suficiente para comprender que lo que sucede en estas tierras en la actualidad ya ha sucedido antes. Eterno retorno. La convivencia entre lo mismo y lo distinto, el hábito y la novedad. Yo también pienso que el enemigo es el pueblo en tanto que masa. Pero la llegada efectiva Real no sucederá hasta que caiga la mascarada de las élites actuales. El super hombre. Y puede que ya estemos en el momento de inversión de los valores, preparados para la seudo/contra-iniciación.[2] Se cumplen las condiciones apocalípticas punto por punto, desde luego. Yo quiero estar presente el día después o el primer día, pero no sé si estará tan cercano, aunque parece inminente. O ya ha sucedido…

Esto ya es una civilización global, pero de ahí a la cultura, todavía queda mucho. Ya están unidas bajo la legalidad occidental, pero ese lenguaje común es el técnico, matemático, la programación de los ordenadores… Se dan las condiciones, pero no se concretan los avances. Seguimos pensando con términos caducos. Yo diría que es un proceso a medio camino. Como el Tao: estar cerca es estar en las antípodas. Pero todavía no es lo suficientemente distinta, seguimos anclados en la lógica ilustrada. Apenas hemos salido del imperio; lo medieval es el futuro.[3] De acuerdo, pero el modelo no puede ser otra cosa que el fénix renaciendo de sus cenizas, la oruga hecha mariposa. Y para mí, la Atlántida es la metáfora de una cultura global, no una ciudad en concreto.

¿Conoce usted los enteógenos? Y no hablo de drogas. Yo creo que Dios ya está en todas las cosas, solo hay que reconocerlo, como Buda: Aprender es recordar lo que ya sabes y has olvidado. Eso es, hay que saber mirar. Uf, eso ya es más complicado. Es difícil hacer ver al que no quiere y a la mínima que se nombra a Dios en vano, caemos en la idolatría. O adorar falsos ídolos. Lo difícil es el camino del hombre. Claro, cuando se excluye a Dios de la ecuación pretendiendo estar a su altura. Mi forma de oración es la reflexión, por así decirlo. Los caminos del Señor son insondables. Parece el I Ching. Y acabó pervirtiendo el cristianismo en el Vaticano. La Nueva Roma. Y de ahí no hemos salido.

Yo reconzco el santo matrimonio entre Dios y la Naturaleza, si me permite la blasfemia. La comunión entre la energía y la materia. Que está siendo negado por la civilización tecno-(seudo)científica. Dios se convierte en una imagen y surge la confusión. Babel. La multiplicación de lenguas que hablábamos antes. Palabras como imágenes. También domina la geometría sagrada. Encantado de haber participado en este fecundo diálogo. Muchas gracias. Ya se presentará la ocasión. Vaya con Dios, nunca mejor dicho. Una nueva Iberia iba a decir yo.

 


[1] 1984.

[2] El reino de la cantidad y los signos de los tiempos (1945) René Guénon.

[3] Félix Rodrigo Mora.

Relacionado con este tema...