Tanatografía

18 mayo, 1999

Paradigma holístico

Publicado en Ciencia, Escritura, Ma(k)ia, Reflexión

(Madrugada.)

Mirado así, la única apuesta posible es la resolución del pensamiento occidental, esta vez la cara opuesta de la moneda: la práctica de la disidencia real pasa por estos terrenos. Las dos caras del asunto de la cultura. El devenir del pensamiento también es el de las formas de poder y por ello de la búsqueda de la libertad. Supongo que hay dos momentos en el ser humano (y cien mil más): Uno en el que el poder no existía, porque las culturas no albergaban esos términos, y otro en que se ejerce el poder y la libertad como respuesta. El segundo es el que conocemos, porque éstos son nuestros términos, porque todavía participamos en esos juegos de poder, nuestra única realidad.

Nuestra cultura occidental-global supone la representación actual del juego y su tablero es el texto, que viene a ser algo así como el quid de la cuestión, la piedra filosofal, el canon, la gracia, etc. El texto [construcción simbólica] es la prueba de fuego y con su inauguración nace la primera advertencia, la tentación: Toma este don, pero debes aprender a utilizarlo; con él puedes dar vida o quitarla. Y hasta hoy solo nos venimos matando.

 

Supongo que la solución a todo lo levantado hasta hoy vendría con el gesto de dar la espalda, no para evitarlo sino como ejercicio del fin. La consecuencia del pensamiento occidental es su disolución. Pero, ¿cómo conciliar la muerte? Mediante un engaño, al dotar de sentido al ejercicio más arriesgado, y por eso sublime, la inmersión en la nada. No estoy hablando de tematizarla, de conceptualizarla o de objetualizarla para volver a someternos y seguir jugando. Lo que propongo es pensar distinto (¿differànce [1]?), la verdadera disidencia moral. Dejar de ser lo que somos.

Yo entiendo esto y estos son mis términos. Pretendo tratar de ejercer como ser humano. Esto es lo que escribo y lo que pienso y lo que voy a hacer. Espero que dentro de poco, o mucho, encuentre el lugar donde ejercitar mi libertad, lo que es desde luego una lucha. No, no hay bandos. Tan solo pretendo la enumeración de evidencias. Hablo, porque prefiero escribir que hablo y prefiero aún antes hablar. Solo trato de acotar mediante ejercicio textual lo que conlleva saltar al vacío. Se debe practicar el vacío de verdad y no solo textualmente. Cuanto más podría decir…

 

Mi propuesta consiste en, integrar por un lado la dirección apuntada por el pensamiento posmoderno y por otro la forma de cultura pre-textual pagana,[2] unidas en las necesidades que demanda el presente. En definitiva, integrar la experiencia de comunión con el mundo a través de las drogas y la práctica del texto. La figura recurrente del pensamiento que defiendo es la Holística.[3] Todavía no sé cómo integrar las nuevas teorías de la Física, lo que abre una brecha[4] en mis investigaciones.

 

Bohm, D. (1980) Wholeness and the Implicate Order. Holomovimiento como modelo del universo: “El mundo fluye constantemente y cualquier estructura estable no es más que pura abstracción; se considera que todo objeto, entidad o suceso descriptible es la derivación de una totalidad indefinible y desconocida.”

Pribram, K., neurocirujano que entiende las funciones cerebrales a partir de principios holográficos. (1971) Languages of the brain. (1981) Non-locality and localization: A Review of the place of the Holographic Hypothesis of Brain Function in Perception and Memory. Impulsos neuronales: modo binario; interneuronales: conexiones graduales y de ondulación continua, procesamiento en paralelo, interacción de ambos.

Todavía no se ha conectado conceptualmente a Pribram y Bohm (S. Grof, 1985).[5]

 


[1] Diferencia radical que desafía la simbolización. Neologismo acuñado por Jacques Derrida.

[2] Ágrafa, primitiva, salvaje, no civilizada. El pensamiento salvaje (1962) Claude Lévi-Strauss.

[3] En realidad, Trans-holística: “Movimiento de/en la totalidad,” Holomovement. Aunque en el original empleo el término Holonomía y derivados, se puede sustituir mentalmente en lo sucesivo.

[4] ¿Veta?

[5] El universo holográfico (1991) Michael Talbot. PDF

Relacionado con este tema...